UNIÓN CINEMATOGRÁFICA, S.A,  LA

UNIÓN CINEMATOGRÁFICA, S.A, LA. ANALES DEL CINE EN MÉXICO, 1895-1911. VOL. 16: SEGUNDA PARTE

Editorial:
JUAN PABLOS EDITOR
Materia
Cine
ISBN:
978-607-711-560-1
Páginas:
291
$ 250.00
IVA incluido
Entrega inmediata
Añadir a la cesta

En 1908 se sucedieron tres acontecimientos destacados en México. El primero, de orden contextual, fue la entrevista Díaz-Creelman. El segundo consistió en la expedición del primer Reglamento de Cinematógrafos para el Distrito Federal. Y el tercero se cifró en la fundación de la Unión Cinematográfica, S.A. En efecto, en enero se celebró la entrevista Díaz-Creelman, que según consenso entre historiadores, fue el punto de partida de la búsqueda de una salida negociada ?dentro del bloque en el poder? a la prolongada dictadura del ?Héroe del 2 de Abril?. En otro orden de cosas, en junio de 1908 el Consejo Superior de Gobierno del Distrito Federal promulgó el Reglamento de Cinematógrafos, que constaba de 26 artículos y un transitorio. Elaborado a partir de un borrador que redactó el ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien fungía como inspector de salas de espectáculos del Consejo Superior de Salubridad, éste fue el primer reglamento que se ocupó en exclusiva del cinematógrafo en nuestro país. Por último, a comienzos de 1908 se fundó la Unión Cinematográfica S.A., que se reorganizó el 2 de septiembre de ese año. La Unión quedó integrada inicialmente por Miguel Calápiz, presidente, Henrí Moulinié, gerente tesorero, y Pedro García, gerente secretario. El número de sus suscriptores en toda la república aumentó rápidamente, pues La Unión recibía las últimas novedades de Europa y proporcionaba diariamente veinticinco vistas diferentes a cada subscriptor para que pudiera cambiar, también a diario, el programa de sus funciones de cine. Se trataba de un claro intento de monopolizar la distribución de películas en todo México.

Artículos relacionados