INSTRUCCIONES PARA ESPERAR

INSTRUCCIONES PARA ESPERAR

Editorial:
PASO DE GATO
Año de edición:
Materia
Teatro
ISBN:
978-607-8439-04-1
Páginas:
38
Encuadernación:
Grapado
Colección:
Cuadernos de Dramaturgia Mexicana
$ 40.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Hace más de 60 años, el estreno de Esperando a Godot desató un sinnúmero de interpretaciones. En una Europa devastada por la Segunda Guerra Mundial, Beckett criticaba la necesidad de aferrarse a esperanzas sin rostro, y vivir en la espera perpetua. ¿Era Godot una metonimia para referirse al Dios que nunca llega?

Los existencialistas vieron una metáfora del absurdo de la existencia humana, mientras Brecht vio un retrato vívido de la clase obrera ignorante de su propia condición, enajenada por promesas.

Generaciones enteras perdidas en la espera de que algún día será mejor. Si me preguntan por qué es pertinente retomar un texto tan viejo en esta época, la respuesta es sencilla: las cosas no han cambiado.

En Instrucciones para esperar, Caín Coronado usa el mito de Godot para hablar de su propia generación. Sus cuadros muestran a una juventud ignorante, sin causa y sin esperanza, que aguarda la llegada de una figura política en la que nunca terminan de creer.

Los personajes de Caín podrían ser los nietos de aquellos Didi y Gogo beckettianos; el contexto es distinto, pero durante este tiempo no han dejado de esperar.

Los rasgos generacionales que Caín encuentra en sus diálogos logran una conexión genuina entre los temas de Godot y el presente, cuando la espera es más necedad que esperanza, y parece avecinarse un colapso inminente.
Diego Álvarez Robledo

Artículos relacionados